¡Bienvenidos a TheBeerBox Blog!

Posted in TBB staff with tags , , on agosto 1, 2008 by TheBeerBox Staff

Fanáticos de las Cervezas Hechas en serio, no en serie...

 

Descubre el maravilloso mundo que encierra a esta Gran Bebida, La Cerveza. Se fabrica desde hace muchos siglos [Las evidencias más antiguas de la producción de cerveza datan de alrededor del año 3500 a. C.]

La Cerveza tiene al igual que el Vino una gran cultura, es por eso que hay que considerar a las buenas cervezas como a los grandes vinos. He aquí un espacio para rendirle culto, escribiremos sobre su história, su gente, sus regiones, sus estilos, sus marcas y todo lo que envuelve a esta GRAN bebida.

 Te invitamos a descubrir el por que decimos que a Las Buenas Cervezas, se les debe dar la misma importancia y el mismo trato que a los grandes vinos.

Destapemos así lo que será el mejor blog para la mejor bebida en el mundo…
TheBeerBox Blog | Fanáticos de las Buenas Cervezas en el Mundo.

Conoce tu estilo: Cream Ale.

Posted in TBB staff on diciembre 1, 2014 by TheBeerBox Staff

Bajo este título, en Thebeerbox Blog presentamos los datos esenciales de nuestra gran variedad de estilos cerveceros que tenemos disponibles para ti en nuestras Boutiques y Tabernas. En esta ocasión platicaremos de las Cream Ale. ¿Realmente serán cremosas como su nombre sugiere? ¿De dónde vienen? ¿Por qué no se habla mucho sobre ellas hoy en día, a diferencia de estilos como IPA o Stout?

Cream Ale @TheBeerBox

Cream Ale @TheBeerBox

Lo primero y más importante: ¿de dónde viene el nombre? Por extraño que parezca, no tiene que ver con lácteos, sino con uno de los compuestos que surgen de la elaboración de cualquier cerveza: se le conoce como DMS aunque su nombre completo es Dimetil Sulfuro. A grandes rasgos, esta sustancia se produce siempre al hervir el mosto y si permanece caliente durante mucho tiempo, este compuesto será notorio. Al olfato se presenta como aroma a vegetales cocidos y justamente muy parecido a una sopa o crema de maíz, dando origen al nombre. En muchas otras recetas, o si fuera resultado de una infección bacteriana, este rasgo sería un defecto, pero en las Cream Ale es la fuente de su personalidad.

Jeremy Marshall, maestro cervecero de Lagunitas Brewing Company de California, las describe como “una encarnación de las lager estándar orientadas al mercado masivo”. El origen de las Cream Ale se sitúa en Estados Unidos y su apogeo se remonta a las épocas anteriores a la Ley de la Prohibición en dicho país, hacia 1920.

Jeremy Marshall, Maestro Cervecero de Lagunitas

Jeremy Marshall, Maestro Cervecero de Lagunitas

Se le considera uno de los estilos “refrescantes” por excelencia, lawn mower beer en toda regla, pues son acompañantes perfectos para esos trabajos de jardín en los días cálidos. ¡Y al sur de la frontera, en las horas de sol aplastante al medio día de nuestros inviernos, una Cream Ale hace maravillas!

Históricamente, las Cream Ale estaban muy extendidas por el noreste y la región del Atlántico Medio (Maryland, New York, Pennsylvania, Virginia, Delaware, etc.). Competían frente a frente con las lager doradas y podían hacerlo gracias a las características de su receta: rango de colores claros y pálidos hacia dorados, carbonatación media a alta, sensación refrescante, suave y ligera a media en boca. El volumen de alcohol puede variar entre los 4 y los 5.6 grados, así como su final entre seco y dulce.

De acuerdo con la guía de estilo del Programa de Certificación de Jueces Cerveceros de Estados Unidos (BJCP), hoy en día el olfato y el gusto en las Cream Ale presenta gran balance entre la malta, diversos ingredientes adjuntos (maíz, arroz) y lúpulo, esto es, ninguno de ellos debería dominar demasiado sobre el otro, aunque por supuesto no se trata de una regla, pues en distintos momentos, la presencia de lúpulo y amargor ha llegado a ser notable. También pueden tener notas frutales.

En cuanto al tipo de fermentación, a pesar de llevar el nombre de Ale, se considera en una categoría híbrida porque puede usar levaduras de tipo lager e incluso pueden originarse de lotes de fermentación lager y ale que se mezclan para su acondicionamiento. Una vez más, la historia y la cultura cervecera nos muestran que no hay reglas absolutas en las recetas, sino que pueden variar de acuerdo a las condiciones y al gusto de cada época.

Cream Ale Vintage

Cream Ale Vintage

Con el tiempo, el estilo Cream Ale llegó a considerarse casi desaparecido después de la Prohibición estadounidense. No obstante, la cultura del home brewing rescató esta receta debido a su relativa sencillez de elaboración y a la posibilidad de experimentar con distintas levaduras, temperaturas e ingredientes. Hoy en día, un gran ejemplo que puedes encontrar ahora mismo en nuestras Tabernas y Boutiques TBB en el país es la Border Psycho Cream Ale, orgullosamente hecha en Tijuana y que en este espíritu creativo añade generosas cantidades de lúpulo, amaranto y cáscara de naranja como ingredientes adjuntos, mostrando la gran flexibilidad y las grandes posibilidades de esta receta.

Ahora que conoces un poco más de las Cream Ale, te invitamos a refrescar tu paladar y añadir este delicioso, refrescante y tradicional estilo a tu colección de grandes experiencias cerveceras en nuestras Tabernas y Boutiques TBB de todo el país. ¡Y si ya lo probaste, cuéntanos qué te parece!

¡Salud y hasta pronto, Beer Lovers!

 
Carlos Mercado.
Beer Sommelier / Staff TBB Condesa.

Maestro Cervecero: El trabajo soñado.

Posted in TBB staff on noviembre 18, 2014 by TheBeerBox Staff

Con la revolución cervecera que por fin llegó a México desde hace casi una década, esta profesión empezó a cobrar notoriedad. El nuevo trabajo de los sueños para muchos entusiastas de esta bebida sagrada, similar a quien aspira a jugar como quarterback en un equipo de futbol americano, dirigir una película de cine, o estampar su nombre como responsable del diseño en una casa de moda o como frontman en una banda de rock.

Pues bien, este trabajo sin duda tiene el glamour y los reflectores que lo hacen tan atractivo. Y para probar las mieles del éxito, así como los quarterbacks necesitan aprenderse libros con miles de jugadas y ser estrategas totales sobre el campo, o los directores pueden pasar miles de horas revisando hasta el menor detalle de sus obras, los maestros cerveceros requieren una amplia y sólida formación teórica y práctica en distintos campos de la industria, pues son pieza fundamental y llegan a ostentar la mayor jerarquía en el trabajo de una cervecería, tal como los chefs lo hacen en la cocina.

En la actual industria de esta bebida, los maestros cerveceros son, el última instancia, los responsables de la elaboración del producto, el equipo de la planta y el personal de la misma, el diseño de las instalaciones, su limpieza y el estado de los insumos; la calidad, innovación e invención de recetas, el control de costos de producción, supervisión del embotellado y empaque y hasta del seguimiento de sus etiquetas en el mercado para asegurarse de cumplir las expectativas de los consumidores. También llegan a representar a la casa cervecera en público, al equipo de ventas y hasta encargarse de las líneas de cerveza de barril en un brewpub.

¿Sigue sonando como el trabajo de los sueños? ¡Seguro, pero de ninguna manera es un paseo! Sobre todo si pensamos que, entre más pequeña es la cervecería, menos personal tendrá disponible y todas esas tareas realmente corren por su cuenta. Mientras tanto, en una macrocervecería de las que hemos conocido de toda la vida, las responsabilidades de los maestros cerveceros pueden estar muy acotadas hacia el enfoque de la ingeniería alimenticia. Sin embargo, ante la producción de millones de hectolitros y su responsabilidad monstruosa en términos de ventas, la carga de trabajo no es para nada menor.

Por supuesto, como en cualquier profesión en la vida, hay muchas maneras de empezar a forjar ese destino. Muchas veces se empieza de manera informal en la propia cocina o en un pequeño espacio casero, esto es, hacer homebrewing. En otros países existen carreras técnicas y universitarias que certifican el entrenamiento de los maestros cerveceros, y entre los considerados como de mayor abolengo en el mundo, por historia, tradición y rigurosidad académica son el Diplom Breumeister de Alemania, y el Master Brewer de Inglaterra. Otras opciones muy recomendables y que incluso ofrecen cursos en línea se encuentran en Dinamarca, Bélgica, Australia, Nueva Zelanda, Sudáfrica, Francia y Estados Unidos. En México, es posible partir de una base universitaria relacionada con carreras como Bioquímica, Alimentos, Microbiología o Química.

Garrett Oliver: Maestro cervecero de Brooklyn Brewery

Garrett Oliver: Maestro cervecero de Brooklyn Brewery

En cualquier caso, el título formal o informal de esta profesión se gana con mucho esfuerzo,dedicación, estudio y práctica. Garrett Oliver, investigador y maestro cervecero de la compañía Brooklyn mencionaba que para esta actividad se requieren las habilidades de un plomero, arquitecto, ingeniero, electricista, cocinero, artista, soldador, vendedor, químico, contador y microbiólogo”. Al final del día, las Grandes Cervezas del Mundo se miden por la calidad del trabajo de sus maestros cerveceros.

Así, en las boutiques y tabernas de TheBeerBox te invitamos disfrutar del producto de la dedicación de los mejores maestros cerveceros de México y del Mundo, pues todo su trabajo tiene una meta muy clara: el disfrute de los sentidos y, de ahí, la felicidad.

Algunos de tantos y tantos maestros cerveceros en nuestro país y el mundo:

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Carlos Mercado.
Beer Sommelier / Staff TBB Condesa
carlos@thebeerbox.com.mx

Josef Groll: El padre del estilo Pilsener

Posted in TBB staff on octubre 27, 2014 by TheBeerBox Staff

Cuando hablamos de Grandes Cervezas del Mundo, no solo es importante rendir homenaje a los ingredientes naturales que les dan forma. El descubrimiento de cómo combinarlos y trabajar con ellos, en parte, puede deberse a una casualidad desconocida que los ancestros atribuyeron a la magia o a alguna deidad. Este podría ser el caso del punto histórico que los especialistas señalan como el origen de nuestro paraíso en la tierra, el surgimiento de la primera cerveza, 7,000 años antes de Cristo.

¿Casualidad, fortuna, magia o acto divino? Así se rellenaron los espacios en los que no hay registros históricos para explicar los comienzos de la cerveza y los estilos, pero lo cierto es que hay muchísimas personas con nombres, apellidos, procedencias, contribuciones y biografías bien documentadas a quienes que es imprescindible conocer y rendir tributo. Ellos son los artífices del mundo cervecero como lo conocemos hoy en día y sentaron las bases para innovar y seguir siempre adelante en la cultura de esta bebida.

Por ello, en TheBeerBox Grandes Cervezas del Mundo en México publicaremos breves perfiles biográficos sobre aquellos que han contribuido al mundo con las mejores cervezas, y empezamos hoy hablando del maestro cervecero bávaro a quien la historia acredita, ni más ni menos, como “el padre del estilo Pilsner”: Josef Groll.  

Josef Groll ¡El padre del estilo Pilsener!

Josef Groll ¡El padre del estilo Pilsener!

Josef Groll nació en 1813 en la villa de Vilshofen, al noreste de Múnich, en la región de Baviera, Alemania. Hijo de un exitoso cervecero local y dedicándose al negocio familiar, llegó a hacerse conocido desde joven, no solo por su linaje en la industria, sino por su talento personal en la elaboración de cerveza.

En 1842, a la edad 29 años, fue reclutado por año bajo contrato por Martin Stelzer, director de la cervecería Měšťanský Pivovar en la ciudad de Plzeň (Pilsen), en República Checa. La misión de Groll: rescatar la cervecería del fracaso, pues una contaminación en sus instalaciones había dañado las materias primas con las que hacían su cerveza insignia y mermado peligrosamente las ventas.

Así que de inmediato Groll puso manos a la obra. Primero, logró introducir al país una carga de levadura alemana para fermentación lager ¡de contrabando!, pues las leyes germanas prohibían el comercio de la misma para preservar sus ventajas comerciales. Esta levadura actuaría sobre la malta local de variedad Haná que sería secada no sobre el fuego, como era costumbre, sino con el revolucionario método de horno de aire, con lo que se preservarían mejor sus cualidades y, especialmente, permitiría mantener un color claro en la cerveza. De ahí, combinaría la mezcla con los lúpulos Saaz de la región, todo ello con las bondades del agua químicamente blanda de Bohemia. El resultado: una cerveza de fermentación lager, de cuerpo ligero a medio, color dorado pálido y de firme carácter de malta en perfecto balance con un lúpulo de notas bien definidas, conocida como la “Plzeňský Prazdroj” traducido al español “Original de Plzen”, y cuya traducción alemana es hoy el nombre que le da la vuelta al mundo: Pilsner Urquell”.

¡Oh lala! Cheers!

¡Oh lala! Cheers!

Esta receta fue uno de los máximos hitos no solo de la compañía checa, que resurgió con toda la fuerza y años después cambiaría su nombre para rendirle homenaje, sino del mundo de la cerveza y su historia, pues las características de la Pilsner Urquell terminaron siendo el modelo en que se basa, de acuerdo con estimaciones, el 95% del total de la cerveza producida hoy en día.

En cuanto a la vida de Groll, como ocurre con frecuencia, su leyenda y veneración vinieron después de su muerte. Si bien gozó de éxito inmediato en la cervecería de Stelzer, su contrato no fue renovado y volvió a Alemania, donde retomó la operación de la cervecería familiar. Su personalidad tal vez influyó en ello, pues incluso el padre de Josef llegó a referirse a este como “el hombre más grosero de Baviera”. El 22 de octubre de 1887, la muerte le llegó de la misma forma en que había vivido: en solitario, bebiendo una cerveza en la obscuridad de una mesa del Wolferstetter Keller, su taberna favorita.

Así, en TheBeerBox Grandes Cervezas del Mundo rendimos homenaje a un hombre cuya obra y legado sobrepasaron totalmente a las opiniones sobre su persona. El mundo no sería igual de disfrutable sin una cerveza como la refrescante, original y deliciosa Pilsner Urquell. ¡Te invitamos a conocerla, disfrutarla y hacerla de tus favoritas en cualquiera de nuestras Boutiques y Tabernas del país!

¡Salud!

Carlos Mercado / Staff TBB Condesa.

AZTEC BREWING COMPANY: UNA CULTURA, DOS PAISES Y MUCHA CERVEZA

Posted in TBB staff on agosto 11, 2014 by TheBeerBox Staff

Hey, #beerlovers!!

En esta ocasión queremos presentarles uno de los orgullos más recientes en llegar a nuestro amplio catálogo de aguas benditas. Una cervecería con una historia apasionante, que se ajusta perfectamente a nuestras creencias y es prueba de que compartir una buena pinta de cerveza puede borrar fronteras y acercarnos a la cordialidad entre individuos, grupos… y ¡hasta países!

Se trata, ni más ni menos que las cervezas de Aztec Brewing Company. “la nueva cervecería más antigua de San Diego”, que es

@TheBeerBox

@TheBeerBox

como ellos se identifican. Y esto, debido a que se trata del exitoso revival de una marca que desapareció por más de cincuenta años de los paladares cerveceros, pero nunca del recuerdo y de la historia común de dos ciudades separadas por frontera pero hermanadas en cultura: San Diego y Mexicali.

Es momento de elegir una cerveza, servirla en nuestra pinta y comenzar el viaje en el tiempo. ¿Una IPA contundente y redonda, con toques de chipotle? Perfecto… ¡vámonos!

LA PRIMERA VIDA:

San Diego, California, 1921. ¡Comenzamos con un gran problema! Nuestra pinta de cerveza es totalmente ilegal, pues desde el año pasado entró en vigor la famosísima Ley Seca (Prohibition Law) que restringe totalmente la elaboración, transporte, comercialización y consumo de alcohol dentro de la Unión Americana. ¿Las únicas opciones? El mercado clandestino, con alcohol de mala calidad, el control de las mafias y las cacerías de la autoridad(recuerden a Al Capone y Los Intocables).

Entonces, ¿qué hacer si lo único que queremos es disfrutar una cerveza legal bien hecha sin molestar a nadie? Lo mismo que han planeado los emprendedores Edward P. Baker y Herbert Haffe, junto con el maestro cervecero William H. Strouse: ¡mudarnos al sur de la frontera!

Una grandiosa cerveza por primera vez en nuestro país. Cheers!

Una grandiosa cerveza por primera vez en nuestro país. Cheers!

La ciudad perfecta que ofrece vías de comunicación y rutas comerciales de materia prima para una gran cerveza es nuestro querido Mexicali, Baja California. Ahí es donde estos tres visionarios fundan la compañía Aztec Brewing Company, o como ellos prefieren nombrarla: ABC. El plan es todo un éxito, pues miles de norteamericanos cruzan la frontera en busca de cerveza legal, haciendo un hit de ventas a la Famous ABC Beer, una cerveza de familia Lager y color claro. Incluso, a pesar de un incendio que destruiría la planta, la cervecería pudo ser rápidamente reconstruida.

¡Un par de sorbos más a nuestra pinta de Aztec y la pesadilla termina en Estados Unidos! La Ley Seca termina en 1933 y toda la operación de ABC se muda a San Diego, específicamente a Barrio Logan. Para esta época, ABC posee una de las plantas más modernas y de mayor capacidad de producción, y el éxito continúa. Llegan a estar en el top 3 en ventas regionales, emprenden cambios de recetas para ajustarse en calidad y sabor, entran a la innovación de enlatar sus productos… ¡el American Beer Dream hecho realidad!

Nuestra primera pinta de Aztec casi llega a su fin, la hemos disfrutado mucho pero la angustia se apodera de nosotros, pues todo el éxito de ABC llama la atención de la competencia, y lo que en 1948 parece una buena idea, se convierte en un paso en falso cuando ABC es vendida a otra compañía de Detroit, la cual deja de prestarle interés a la marca (clásica maña empresarial) y nuevamente cambia de manos cinco años más tarde en Los Ángeles. Ahora sí, los nuevos dueños deciden cerrar toda producción de ABC en 1957 y con ello termina un capítulo en la historia cervecera de San Diego, pues por 36 años no volvió a producirse cerveza de origen local.

LA RESURRECCIÓN

Hay ocasiones en que la historia puede reescribirse si se aprende de los errores, ¡y de qué manera! Ahora llenamos nuestra pinta de una deliciosa Stout robustísima y con toques de canela y el salto en el tiempo nos trae de nuevo a San Diego, pero en el año 2008.

Encontramos al diseñador e ilustrador John Webster, trabajando en su computadora en la búsqueda de unas ideas para diseñar una línea de playeras. Como por arte de magia, destino o feliz casualidad, se topa con imágenes de la vieja cervecería ABC y… ¡click! El espíritu emprendedor se apodera de él y de inmediato se reúne con su socia, Claudia Faulk, pues llevaban un tiempo pensando iniciar una empresa y qué mejor que una con los antecedentes de Aztec.

Así, este par comienza por el camino del home brewing para conocer los procesos y secretos de una buena cerveza, descubriendo y apegándose a lo fundamental: materias primas de calidad, cantidades exactas en balance y generosidad de sensaciones en nariz y boca. Para mantenerse en esta línea, se asocian con el maestro cervecero Rob Esposito y ahora sí, ¡Aztec Brewing Company vuelve a la vida!

HOY EN AZTEC BREWING COMPANY…

De vuelta en el presente, nos encontramos Vista, North County, San Diego, en la microcervecería y tap room que Aztec inauguró apenas en el 2011. Es muy visitado –hasta el punto de ser prácticamente adoptado- por la comunidad estudiantil de la San Diego State University, además de exalumnos y con un enfoque muy particular en el mercado hispano, un sector poco atendido por otras marcas y que justamente hace la diferencia en esta nueva ABC. Además, su variedad de estilos bien elegidos y con toques distintivos de ingredientes de origen latinoamericano como agave, chipotle, chocolate y Jamaica le ha hecho dar ese giro contemporáneo que la distingue.

Actualmente. Aztec Brewing Company cuenta con una oferta que varía semanalmente entre 10 y 15 estilos, entre los que hay disponibles en botella, barril y especialidades de temporada. La idea es respetar estilos tradicionales de Lagers, trigos y diversas Ales británicas, pero con un toque “aztec” de ingredientes originales. Al menos cuatro de sus cervezas han ganado premios en las últimas 3 ediciones del prestigiado San Diego International Beer Festival.

Y así es como, gracias a nuestro Patrono Gambrinus, hoy mismo puedes encontrar en tu sucursal TheBeerBox favorita, las primeras dos joyas de esta casa que arriban a México: la atrevida Chipotle IPA y la intensa Noche de los Muertos:

Chipotle IPA es sin duda una propuesta que los amantes de las India Pale Ales de toque “West Coast” van a adorar. A la fuerza de sus lúpulos se añade chile chipotle para un toque final de amargor redondo, notas ahumadas y especiadas. ¡Y no, no es realmente picante! pero sí ofrece una sensación novedosa e insuperable en un cuerpo robusto e intensidad alta, sin caer en lo agresivo.

Por su parte, la Noche de los Muertos se presenta por sí sola como ganadora de Medalla de Bronce en el San Diego International Beer Festival de 2013. Este elíxir que cada año vienen a disfrutar las almas ancestrales está elaborada con canela para ese toque especiado y fácilmente reconocible que redondea el conjunto de maltas intensamente tostadas, notas de cacao, café y chocolate. Una cerveza corpulenta y compleja, pero a la vez fácil de beber, pues sus más de 10 grados de alcohol prácticamente no se sienten gracias a su bien lograda receta.

Podríamos pasar muchas páginas más hablando de estas maravillas hechas en San Diego, de inspiración ancestral latinoamericana y listas para nuestro querido México, pero no queremos que se envejezcan los lúpulos de nuestras Aztec, ¡y lo mejor es que no necesitas máquina del tiempo! Ahora mismo puedes dirigirte a tu sucursal TheBeerBox más cercana y comprobar que Estilo, Calidad y Toque Distintivo son el ABC de Aztec Brewing Company!

Salud!! Cheers!!!

Charlie Mercado
Staff TBB Condesa
 

FestivalGastro Cervecero Michoacán 2014: Todo un sueño.

Posted in TBB staff on mayo 28, 2014 by TheBeerBox Staff

¡Despertamos paladares dormidos!

Hey Beerlovers! Es increíble saludarlos por este medio.

Al final del día nos une el gran interés por la cultura cervecera pero sobre todo el espíritu de compartir momentos inolvidables, creo yo, eso es lo que nos enriquece como seres humanos: ¡Compartir!

Quiero hacer precisamente eso, compartir con ustedes uno de los fines de semana más increíbles que pude vivir. Para ello, quiero contextualizarlos primero.

Festival GastroCervecero 2014 Morelia/Uruapan

Llegamos el viernes próximo a la inauguración del festival. Emocionados, acalorados, concentrados en la tarea que teníamos delante de nosotros, pero sobre todo ansiosos de recibir a las cerveceras y cervecerías que vendrían de diferentes partes de la república y el mundo para enaltecer nuestros sentidos sorbo a sorbo.

Llegó el primer camión y con el un peculiar sonido de reversa el cual detonó en nosotros una gran emoción al saber que dentro de el vendrían: cervezas nuevas, cervezas conocidas, las favoritas de público y por supuesto mucho amor embotellado. Con el esfuerzo de todos, descargamos el camión y comenzamos a colocar las mantas, lonas y afiches en los stands que nos fungirían como extensión de nuestra casa para recibir a visitantes de todos los estados de la republica.

Termino el día, a descansar. Ninguno de nosotros sabíamos a que nos enfrentaríamos a la mañana siguiente. ¡Que ingenuos! (A veces nos lo creemos)

Después de comer los chilaquiles más picosos de mi historia, muy listo con la playera indicada nos lanzamos al recinto que albergaría al festival con cede en Morelia. El Jardín del Orquidario.

El festival abrió la puerta, hieleras listas, música lista, todos en sus puestos. De esa manera comenzamos a ver como poco a poco la población de los Beerlovers comenzaba a incrementar. Los primeros en llegar al stand en donde yo me encontraba estaban escépticos, no entendían el concepto de comparar a una cerveza con el vino, ni que decir de tomarla en un vaso, ni mucho menos les fue de su agrado escuchar que son “claras y obscuras”…¿qué le pasa a este? Seguro eso pensaron por la cara que iban poniendo. Me la jugué y continúe con la charla cervecera, poco a poco el gesto fue modificándose, pasaron de la duda al interés y del interés a la curiosidad. En ese momento tome una de las botellas que teníamos disponibles y les serví un poco. El beerlover nuevo (aunque el no lo sabía aun) llevó el vaso hasta su nariz, aspiro… aspiro de nuevo, entonces voltea a verme con una mirada incrédula pero retadora, como diciendo: ¿Neta? Entonces sucedió, probó por primera vez una cerveza bien hecha y como se debe. ¡Wow! Ponerle atención a ese gesto justo delante de mí. ¡Estaba sucediendo un milagro!, alguien estaba usando sus sentidos por primera vez, consiente, decidido, atrevido y el resultado: un cervecero más a la gran lista que somos ya.

De primera mano esta experiencia me mantuvo un poco reflexivo a lo largo del día.

En un momento de la tarde, tuve la oportunidad de grabar momentos de magia con mi cámara. Recuerdo perfecto a un matrimonio bailando, a una pequeña junto a su mami disfrutando de una tarde increíble, de gente con sus perros, de familias, de bicicletas, de besos y mas besos, de abrazos, de risas, de alegría… sí, tarde de grandes cervezas.

Con ritmos de jazz y un funky increíble nos fuimos a descansar, cerramos las puertas y seguro los arboles y la explanada ya extrañaban el silencio y como no hacerlo si entraron miles y miles de personas esa tarde. Todos con una misión compartir.

 Día dos. Misión Cumplida.

Pues al igual que el día anterior abrimos las puertas del jardín. Esta vez no fue despacio, esta vez parecía que estuvieran esperando afuera para poder iniciar el recorrido al interior de la expo. La gente comenzaba a recorrer los stands que habían dejado pendientes el día anterior, escuche recomendaciones a novatos del festival, escuche risas y sobre todo emoción traducida en un muchos: “es la mejor que he probado”.

Me encontró la tarde comiendo exactamente a la mitad de la explanada. Ocupe un lugar junto a un par de familias que era la primera vez que nos veíamos los unos a los otros y aun así, sin temor y sin pena, le entre a un glorioso costillar que había elegido para comer. En ese momento, escuche los tonos de grandes canciones del jazz que había conocido años antes gracias a las recomendaciones de un tío mío muy querido. Fue una sensación increíble: cientos de personas disfrutando de ese momento. Y todos comulgando con el mismo tenor de siempre: la cerveza.

Creo que a todos nos pasa en algún momento que “algo” nos invita a detenernos un segundo y mirar dos veces lo que estamos haciendo y de esa manera hacer nuestro ese momento, momento que nos va a acompañar hasta el final de nuestra vida y que por lo menos a mi, hoy me invitan a compartirlo contigo y a escribir tomando una Founders IPA en el vaso del festival. Quisiera estar de nuevo en esa tarde.

Ya que bajó el sol, me decidí a disfrazarme de nuevo de camarógrafo y salí del stand en el que me encontraba a capturar cosas nuevas. De nueva cuenta no pude dejar de sonreír en el trayecto que camine, esta vez me detuve un segundo a mirar a una pareja; ella, se sabía más experimentada que el en el tema cervecero y de sus labios salieron las palabras precias: sin miedo y disfruta. Mi puño se cerro y por supuesto en mis adentros algo me dijo: misión cumplida.

Esta cultura cervecera que es de todos y para todos, se ha construido a base de mucho esfuerzo, de mucho trabajo, de amor y pasión. Ser parte del equipo pionero en esta nueva filosofía ha sido una gran aventura. El Festival Gastro Cervecero lo confirma. Sabemos que habrá muchos más festivales con este tema, sabemos que no somos los únicos pero si que somos únicos, somos los beerlovers y seguimos una filosofía simple.

Una filosofía que se resume en vivir bien, vivir lleno de amor y de cosas buenas dictadas por nuestros “lupulosos” corazones. Leer, estudiar, admirar y dignificar a la raza humana por medio de nuestras acciones. Apreciar con todos los sentidos, que es muy diferente a usarlos. Usarlos es mera naturaleza, apreciar algo es permitir que eso que disfrutas se permee en tu alma y haga de ti algo distinto. Te haga una persona diferente, te dignifique como ciudadano del planeta y de esa forma tu lo transmitas. Naturalmente dejas de ver la cerveza como “agüita con maíz” y dejas inmediatamente de pedir limones y cuanto chilito exista. Comienzas a pedir historia, arte y ciencia embotellada, comienzas a pedir grandes cervezas.

Entonces eres un Beerlover hecho y derecho.

Creo que me salí un poco de contexto, pero eso que escribo, multiplícalo por casi 19 mil almas que nos dimos el placer de ser Beerlovers al mismo tiempo.

Dios bendiga la cerveza, Dios bendiga nuestra filosofía y Dios te bendiga a ti. Que has entrado en ella.

 El tema un es largo pues el FGC y su extensión en Uruapan, bien merece la pena una cerveza más y que nos sigamos leyendo.

 

La cerveza y la estadística

Posted in TBB staff on febrero 18, 2014 by TheBeerBox Staff

La cerveza y la estadística, en donde y como nace la t de student

Sabias que ¿la cerveza y esta útil y popular herramienta estadística tienen mucho en común? ¿sabias que surgió en una de las cervecerías mas famosas del mundo?

Estamos seguros que mucha gente lo desconoce, así que te compartimos un poco de historia.

Así como las matemáticas no son del agrado de muchos, la estadística no podía ser la excepción, a mas de uno nos dio bastantes dolores de cabeza en la prepa o en la universidad, sin embargo esta interesante historia te hará cambiar al menos un poco de parecer y estoy seguro que ahora verás a la estadística con otra perspectiva. Pues bien la historia comienza ahora (abajo en el párrafo siguiente), así que destapa la Guinness de tu preferencia y comienza a leer a la vez que disfrutas de esta gran cerveza, yo por lo pronto ya tengo una Guinness Extra Sout servida en mi pinta, Cheers ..                                                                                                                                                                                                            

William Sealy Gosset

William Sealy Gosset

William Sealy Gosset (11 de junio de 1876 – 16 de octubre de 1937) fue un estadístico, mejor conocido por su sobrenombre literario Student. Nacido en Canterbury, hijo de Agnes Sealy Vidal y el coronel Frederic Gosset, asistió a la famosa escuela privada Winchester College, antes de estudiar química y matemática en el New College de Oxford. Tras graduarse en 1899, se incorporó a las destilerías Guinness en Dublín.

Guinness era un negocio agroquímico progresista y Gosset podría aplicar sus conocimientos estadísticos tanto a la destilería como a la granja (para seleccionar las mejores variedades de cebada. Gosset adquirió ese conocimiento mediante estudio, prueba y error así como pasando dos temporadas durante 1906/7 en el laboratorio bioquímico de Karl Pearson. Gosset y Pearson tenían una buena relación y este último ayudó a Gosset con la matemática de sus artículos. Pearson contribuyó a los artículos de 1908, pero no apreció lo suficiente su importancia.

Los artículos se referían a la importancia de las pequeñas muestras para la destilería, mientras que el biólogo disponía normalmente de cientos de observaciones y no veía la urgencia en el desarrollo de métodos basados en unas pocas muestras.

Guinness "THE BEER"

Guinness “THE BEER”

Otro investigador de Guinness había publicado anteriormente un artículo que contenía secretos industriales de la destilería. Para evitar futuras exposiciones de información confidencial, Guinness prohibió a sus empleados la publicación de artículos independientemente de la información que contuviesen. Esto significaba que Gosset no podía publicar su trabajo usando su propio nombre. De ahí el uso de su pseudónimo Student en sus publicaciones, para evitar que su empleador lo detectara. Por tanto, su logro más famoso se conoce ahora como la distribución t de Student, que de otra manera hubiera sido la distribución t de Gosset.

Gosset publicó El error probable de una media y casi todos sus artículos usando el pseudónimo Student en la publicación Biometrika creada por Pearson. Sin embargo, fue R.A. Fisher quien apreció la importancia de los trabajos de Gosset sobre muestras pequeñas, tras recibir correspondencia de Gosset en la que le decía le envío una copia de las Tablas de Student, ¡ya que es la única persona que probablemente las use jamás!. Fisher creyó que Gosset había efectuado una “revolución lógica”. Irónicamente la estadística t por la que Gosset es famoso fue realmente creación de Fisher.

La estadística de Gosset era z = t/√(n – 1). Fisher introdujo la forma t debido a que se ajustaba a su teoría de grados de libertad. Fisher es responsable también de la aplicación de la distribución t a la regresión.

Aunque fueron introducidos por otros, los residuos estudentizados reciben su nombre en honor a Student porque, al igual que con el problema que llevó a la distribución t de Student, la idea de ajustar usando las desviaciones estándar estimadas la base del concepto.

Estudio de Gosset

Estudio de Gosset

 El interés de Gosset en el cultivo de la cebada le llevó a especular que el diseño de experimentos debería dirigirse no sólo a mejorar la producción media, sino también a desarrollar variedades cuya producción no se viese afectada (robusta) por las variaciones en el suelo y el clima. Este principio sólo aparece más adelante en las ideas de Fisher y luego en el trabajo de Genichi Taguchi en los años 1950.

En 1935 dejó Dublín para ocupar el puesto de Destilador Jefe (Head Brewer), a cargo de la parte científica de la producción, en la nueva destilería Guinness de Londres. Murió en Beaconsfield, Inglaterra.

Esperamos que hayas disfrutado un poco de este articulo y de una Guinness, porque así como esta, hay muchísimas historias de grandes descubrimientos de la ciencia que tuvieron que ver con nuestra bebida preferida…

¡La Buena Cerveza!

Antonio R.   –   The Beer Box Querétaro

Referencia:

The application of the law of error to the work of the Brewery (1904, nota interna de prensa de Ginness)

Founders Brewering Co…Una historia de lucha y sueños logrados.

Posted in TBB staff on febrero 7, 2014 by TheBeerBox Staff

Estos temas nos gustan mucho, (nos sentimos identificados).

Platicar de alguien que deja todo para perseguir sus sueños y remar contra corriente siempre es magnifico, nos motiva, nos encanta.

Esta historia comienza cuando a Mike Stevens y Dave Engbers les comenzó a dar comezón la corbata y sus deseos de elaborar cerveza empezaron a crear conflicto en sus vidas diarias.

Una de las mejores colocadas en ranking internacionales

Una de las mejores colocadas en ranking internacionales

Así que sin titubear dejaron sus trabajos fijos y bien remunerados para comenzar la aventura cervecera de su vida (gracias a Gambrinus que tomaron esta decisión).

El arranque no fue sencillo, con la ayuda de créditos bancarios iniciaron la producción de las predecesoras a las cervezas que conocemos hoy en día. Esas cervezas, dicho por ellos, eran estables pero sin chiste, sin una oferta interesante que hacerle al creciente y demandante en mercado Estados Unidos.

Sin embargo no claudicaron, siguieron experimentando entre recetas, estilos, ingredientes, hasta que encontrar la formula secreta para hacer cerveza: “No elaboramos cerveza para las masas, hacemos cerveza para un grupo mas selecto, cerveza para nosotros”. Esta filosofía es la que mueve a esta gran compañía cervecera.

Todas y cada una de ellas son elaboradas a mano, es decir, sin procesos industriales. Esta pasión y este cuidado los ha llevado a ganar diversos premios a nivel internacional y permanecer en la lista de las mejores cervecerías en el ranking de la ya afamada pagina Beeradvocate y de la paralela Ratebeer.

Compartiendo esta forma de vida, llegan a México haciendo mancuerna con nosotros, así es TheBeerBox no solo compartirá la pasión y entrega por las grandes cervezas, también tendremos la tarea de compartir su talento y sus ganas de despertar paladares dormidos ahora en nuestro país.

No tenemos dudas, sabemos que estas joyas te encantarán. Sabemos que te gusta la buena cerveza y que juntos, apreciaremos aromas y sabores nuevos con CERVEZAS HECHAS PARA NOSOTROS, los beerlovers. 

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 58 seguidores